Isla Graciosa: El paraíso prometido

Isla Graciosa

Situada en el Archipiélago de Azores, en el Atlántico de Portugal, está ubicada una fina y bella isla de encantador legado arquitectónico y de inhóspitos paisajes, lo cual hacen que su gente sea siempre hospitalaria y muy alegre: La impresionante Isla Graciosa.

Al llegar, sentirá aquella inspiración que sus casas edificadas de manera tradicional, el verdor que impregna los campos de cultivo, y el azulado Atlántico dispersan a los sentidos del visitante. Puede empezar esta excitante experiencia caminando hacia la Furna de Azufre, laguna de más de cien metros de diámetro y calientes cien de fondo. De ahí puede recorrer el Monte de Ajuda, con los miradores más paradisíacos del mundo y, luego de aquella gran charla con la naturaleza, puede refrescar su piel en las Termas de Carapacho, las más indicadas en lo que se refiere a enfermedades de la dermis.

Debido a la fertilidad de sus tierras, este pequeño gigante del turismo mundial ha establecido diversos cultivos, entre los que destacan las zonas para la vid, lo cual es de gran relevancia debido a que, por este gran privilegio, no pierde el contacto con otras industrias, como se puede apreciar en los negocios comerciales con su isla vecina, Terceira. Y también su ganado vacuno se ha visto favorecido con ello, lo cual cada año se hace una feria agropecuaria donde se puede sacar flashes a los hermosos ejemplares de vaca y demás especies.

Para los amantes de la historia de las civilizaciones de aquellas tierras, Graciosa cuenta con un museo etnográfico que da fe de los estilos de vida de hace miles de años y contemporáneos de la isla, además de conservar de manera singular monumentales artesanías y manifestaciones culturales en temas sociales, religión y de la vida en el campo. Es por ello que, desde no hace mucho tiempo, científicos de diversas ciencias se han dado cita a aquel tesoro lusitano para estudiar de cerca su impresionante sociedad.

Y como era de esperarse, sus platos típicos son toda una delicia para propios y extraños. Su gastronomía reúne una riquísima variedad de carnes, pescados cocinados al estilo oriundo del lugar, sabrosos mariscos que despiertan gran demanda, entre algunos de los más conocidos. Sin embargo, sus dulces también son dignos de alagar, en especial sus Pastelitos de arroz y Queijadas, todas ellas maridajes magníficos que pueden acompañarlos del oro níveo que son sus vinos blancos, o de un cálido vaso de aguardiente.

Ten la seguridad que un patrimonio mundial como éste es una buena alternativa para adentrarse por unos días al son y ritmo del que la madre naturaleza es la maestra de orquesta.

Isla Graciosa cuenta con un pequeño aeropuerto (más bien aeródromo) adonde la única compañía que opera, la Air Acores, suele tener vuelos baratos que conectan, tanto con el resto de las Islas Azores, como con la parte continental de Portugal.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Azores



Comentarios (1)

  1. juanj dice:

    Muy bueno el blog.
    Excelente informacion, un lugar desconocido para mi.
    Los invito a conocer mi pais en:

    http://www.viajerosdeargentina.blogspot.com

Deja tu comentario