Los famosos Pasteles de Belem

Pasteles de Belem

Los portugueses muestran una verdadera debilidad por los dulces y prueba de ello es la gran variedad con la que cuentan.

Pasear por cualquiera de las calles de ciudades como Lisboa se convierte en un escaparate de grandes pastelerías con cristaleras que dejan ver esa variedad de pasteles y dulces prácticamente irresistibles. El origen de la mayoría de estos dulces hay que buscarlo en los conventos y normalmente sus recetas son guardadas celosamente.

De entre todos estos dulces hay unos que se han ganado una buena fama a nivel nacional e internacional. Se trata de los Pasteles de Belén, en portugués, Pastéis de Belém. Se trata de unos pasteles elaborados con hojaldre y rellenos de crema hasta el punto de pesar bastante para el pequeño tamaño que tienen (unos 8 centímetros de diámetro)

Este es el nombre de los pasteles y del establecimiento que los vende en Lisboa, en la zona de Belém, antes de llegar al Monasterio de los Jerónimos.

La pastelería fue fundada nada menos que en el año 1837 fabricando los Pasteles de Belém según una antigua receta que con anterioridad se realizaba en el Monasterio. El secreto de la receta, únicamente conocida por los maestros pasteleros, que según se cuenta son sólo tres, se mantiene intacta hasta nuestros días.

Información práctica

Pastéis de Belem abe todos los días del año en los siguientes tramos horarios.

– Horario de verano, del 1 de mayo al 31 de octubre, de lunes a domingos en horario de 08:00 a 24:00 horas.

– Horario de invierno, del 1 de noviembre al 30 de abril, de lunes a sábados en horario de 08:00 a 23:00 horas y domingos de 08:00 a 22:00 horas.

¿Conocen alguna pastelería con este horario ininterrumpido hasta las 24:00 horas? Creo que con el horario de apertura que ofrecen pueden hacerse una idea de las cantidades de pasteles que se venden diariamente.

De hecho es habitual pasar delante de la pastelería para visitar el Monasterio de los Jerónimos o la Torre de Belém e identificar fácilmente el lugar por las largas colas que a las puertas del establecimiento se encuentra.

Pasteles de Belem

Ahora bien, sin menospreciar la tradición de este lugar, permítanme un pequeño consejo. Los Pasteles de Belém se venden en todas las pastelerías lisboetas. Si quieren probar los más típicos y conocidos guarden la cola, si no les diré que mi paladar no notó diferencia alguna con pasteles probados de otros establecimientos.

Foto 1 vía Cosmovision

Foto 2 vía Bibicall

Imprimir

Categorias: Gastronomía portuguesa, Lisboa



También te interesará...

Comentarios (1)

  1. migel dice:

    quiero ordenar unos pastelitos quiero saber un contacto por favor gracias!

Deja tu comentario