Museo Municipal de Coimbra

Museo Municipal de Coimbra

El Museo Municipal de Coimbra, dependiente del Departamento de Cultura, posee la peculiaridad de estar formardo por tres centro que acogen tres edificios diferentes, todos ellos de gran valor monumental y localizados en el centro histórico de la ciudad.

Estos tres edificios de los que hablamos son el Edificio Chiado, la Torre Almedina y la Galería Louza Henriques.

Fue en el año 2001 cuando abrió sus puertas el primero de estos espacios que conforman el Museo Municipal de Coimbra. Fue el Edificio Chiado, en el que se instaló una colección de arte donada por Telo de Morais.

La exposición permanente que se muestra en este espacio alberga importantes pinturas portuguesas de los siglos XIX y XX además de otras piezas, no menos importantes, de cerámicas, esculturas o trabajos elaborados con plata.

En 2003 fue inaugurada la segunda área del museo, la Torre de Almedina, núcleo de la ciudad amurallada. De hecho, la principal misión de este espacio es la de recuperación de la memoria colectiva de la existencia de la muralla, mostrando su influencia en la organización urbana de la ciudad.

En la Torre de Almedina se ubica un Centro de Interpretación que versa sobre la muralla y la misma torre y en instalaciones anexas a la misma se realizan exposiciones temporales y otras actividades.

Por último, la Galería Louza Henriques abrió sus puertas en el año 2004 con una colección de instrumentos musicales reunida por el médico Louza Henriques, a quien hace honor su nombre.

Estos son los tres espacios en los que el Museo Municipal de Coimbra se divide, pero veamos no sólo lo que estos espacios acogen sino las características de los edificios que fueron elegidos para conformar este museo de la ciudad.

El Edificio Chiado que alberga la colección Telo Morais es uno de los edificios más valiosos, por sus características arquitectónicas, de la ciudad y una de las pocas construcciones de hierro que existen.

El hecho de recibir la colección de arte anteriormente nombrada en 1998 fue una oportunidad perfecta para que se comenzara a trabajar por la rehabilitación y recuperación del edificio y convertirlo en el primer polo del Museo Municipal.

Por otra parte, la Torre de Almedina, dedicada a la parte histórica de la ciudad de Coimbra, se convirtió en el escenario perfecto para tal fin. Un lugar en el que los visitantes tienen la oportunidad de observar desde arriba la distribución urbana de la ciudad.

El tercer y último edificio que conforma el museo, la Galería Louza Henriques, fue instalada en la antes antigua Galería de Turismo.

Imprimir

Etiquetas: , , , ,

Categorias: Coimbra



Deja tu comentario