Catedral de Braga, una de las más emblemáticas

Catedral de Braga

La Catedral de Braga, o la Sé de Braga, es una de las construcciones más emblemáticas de esta ciudad del distrito de Braga en el norte de Portugal y seguramente la tendrás incluida en un tour por la población. Pero no sólo es una de las iglesias y de las edificaciones de más importancia en la región, sino que con su historia y sus detalles es una de las más importantes en todo el país.

La diócesis de Braga es una de las más antiguas de la Península Ibérica, ya que data del siglo tercero d.C., sin embargo no fue sino hasta principios del siglo once, cuando la ciudad volvió a manos de los cristianos que el Obispo Pedro empezó con la construcción de esta catedral, que fue interrumpida y reiniciada de nuevo, y fue terminada a finales del siglo trece.

Originalmente esta Catedral tenía un estilo románico inspirado en las construcciones de Borgoña, en Francia, y también tenía una notable influencia de otros monasterios e iglesias que existían en Portugal en esas épocas. Pero con el tiempo fue siendo modificada y restaurada, lo que hace que en la actualidad allí veas una mezcla de estilos como el barroco, el románico, el gótico y el manuelino.


Entrada a la Catedral de Braga

Cuando llegas de frente a esta iglesia, tu primera impresión será de asombro por lo marcado del estilo gótico que se mezcla con elementos del barroco como las capillas y las torres, así como en su decoración interior. En esta parte exterior ves bóvedas y toques especiales que le brindan una apariencia más hermosa, como son las estatuas y las gárgolas, que se pusieron allí para proteger la construcción de la lluvia.

En el interior ves tres naves laterales, todas cubiertas por un techo de madera, en las cuales hay cinco capillas laterales, la principal siendo de estilo manuelino, mientras que en las otras puedes reconocer varios detalles del estilo barroco. La nave central es solamente de estilo románico, debido a varias reformas del siglo veinte que quitaron otras adiciones. Antes de irte no olvides visitar el Museo de la Catedral, que tiene los tesoros que ha acumulado durante siglos como cálices y hasta una caja árabe de marfil.

Foto 1 Vía: Nuno Tavares
Foto 2 Vía: Jsome1

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Braga



Deja tu comentario