El encanto de las murallas de Faro

Murallas de Faro

Las murallas de Faro son tal vez uno de los puntos históricos más hermosos que puedes ver dentro de todo el increíble patrimonio histórico que existe en esta ciudad del Algarve, al sur de Portugal.

Estas murallas te muestran una idea de lo que solía ser esta ciudad amurallada en el pasado y entre ellas encuentras la parte más histórica de esta población.

La construcción de estas murallas se remonta al siglo noveno, mientras estaba reinando Ben Bekr, quien era un príncipe musulmán de un pequeño reino que era independiente del llamado Emirato de Córdoba. Es tal vez por esto que aún mantiene ese espíritu árabe en la forma en la que se extienden, en sus torres y la forma en las que están construidas y en sus accesos a la ciudad.

Entrada a las Murallas de Faro

Con el tiempo estas murallas han necesitado ser reconstruidas en partes y conservadas en otro, porque debido a invasiones y guerras algunas de sus secciones quedaron seriamente afectadas, por lo que se necesitaron décadas para que volvieran a estar en óptimas condiciones. Y en la actualidad se mantienen en un excelente estado, debido a que representan un poco el espíritu de la ciudad y su historia.

La parte de la ciudad de Faro que se encuentra dentro de esta murallas es llamada Vila Adentro o Cidade Velha y es la parte más histórica de esta población, siendo lo que hace cientos de años estaba en este lugar. La puerta de entrada a estas murallas se encuentra en el Jardín Manuel Bivar, en donde ahora está el gobierno civil, y cuando vas hacia el mar de Faro obligatoriamente debes pasar por allí.

Te recomiendo ir a la Plaza de San Francisco, ya dentro de la ciudad amurallada, en donde puedes ver algunas de las partes mejor conservadas de esta parte histórica. Ya estando allí simplemente te recomiendo caminar por toda esta parte llena de la atmósfera del pasado y de historias, dejándote llevar por los encantos que encuentras a dar la vuelta de cada esquina.

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Faro



Deja tu comentario