Museo de Conimbriga, complemento a sus ruinas

Museo de Conimbriga

Conimbriga es el lugar en donde puedes encontrar las ruinas romanas mejor preservadas de todo Portugal y en donde tienes la oportunidad de ver una variedad de residencias antiguas de diferentes estilos de aquellas épocas. Este lugar no te lo puedes perder cuando vayas al centro de Portugal, ni su excelente museo que te ofrece una visión un poco más profunda de todo lo que puedes ver allí.

Llegar hasta esta población donde están las ruinas romanas es muy fácil, los autobuses salen de Coímbra y van directamente hasta allí a las nueve de la mañana entre semana y además se le suma el horario de las 9:35 de la mañana los fines de semana. El viaje hasta allí tiene una duración de alrededor de treinta minutos y los autobuses de vuelta salen a la una de la tarde en la semana y a la 1 y a las 5 los fines de semana.

Incluido en el precio que pagas a la entrada de las ruinas romanas de Conimbriga, está también la entrada al museo local, en donde puedes ver una gran cantidad de objetos que fueron excavados en ese mismo lugar y que era imposible dejar donde fueron encontrados. A través de ellos puedes empezar a hacer un viaje por la evolución de la cultura que allí vivía, además de por sus creencias y ceremonias.


Museo de Conimbriga

Algunos de los objetos que puedes ver en el museo incluyen unas linternas de terracota que eran llenadas con aceites y servían para iluminar las casas, herramientas utilizadas por los que practicaban la medicina y hasta aquellas para trabajar la tierra. Entre los elementos que son más visitados por los turistas, y que hacen que tengan una mayor curiosidad, son las jarras en formas fálicas y los talismanes que reflejan sus creencias,

Un Fórum a escala es también otro de los lugares que debes visitar en ese museo, porque así puedes tener una mejor idea de cómo lucía todo lo que viste afuera en los tiempos romanos, antes de que la naturaleza lo fuera deteriorando. Todos los objetos tienen descripciones en portugués y en inglés para hacerles un poco más fácil y placentera la visita a los que sólo hablen o entiendan uno de esos idiomas.

Saliendo del museo encuentras una librería y una tienda de regalos en donde puedes comprar recuerdos del sitio arqueológico, así como libros para profundizar sobre las excavaciones y el estilo de vida que tenían en el pasado. Y justo al lado hay un restaurante que funciona con autoservicio y que tiene unas vistas excelentes sobre algunas partes de las ruinas y en donde puedes probar recetas medievales y romanas.

Fotos Vía: Effervescing Elephant

Imprimir

Etiquetas: , , , , ,

Categorias: Coimbra



También te interesará...

Deja tu comentario