Azulejos en la estación de trenes de Pinhão

Estacion-de-trenes-de-Pinhao

En la unión de los ríos Duero y Pinhão, en el norte de Portugal, puedes visitar la población de Pinhão, que aunque es muy pequeña tiene una arquitectura muy pintoresca y unos alrededores que vale la pena recorrer así sea en sólo una tarde.

Estando a unos veintidós kilómetros hacia el norte de la ciudad de Peso da Régua, desde donde muchos turistas deciden viajar en una escapada de un fin de semana, está la población, en todo el centro del área en donde se hace el vino Oporto.

De allí no te puedes ir sin visitar la estación de trenes de Pinhão, que tiene unos hermosos paneles de azulejos típicos portugueses que datan del siglo diecinueve. En ellos tienes la oportunidad de ver escenas que muestran los medios de transporte locales de la época, las costumbres, los viñedos, los distintos trabajos que las personas de la ciudad hacían en ella y varios paisajes formados con el río Duero.

Para muchos esta estación de trenes es un verdadero museo al aire libre en donde pueden descubrir no sólo las costumbres y la historia de hace algunos siglos de Pinhão, sino también lo que ha hecho de esta región una de las más visitadas por sus paisajes naturales. Estos paneles fueron hechos por el pintor ceramista J. Oliveira, de la Fábrica Aleluia, y aunque hizo algunos otros, estos son su obra más conocida.

En esta pequeña población y sus alrededores existe el mejor clima y el mejor suelo para la producción del mundialmente famoso vino Oporto, y esta industria ha dejado sus huellas en la arquitectura y en la forma de vida que se lleva allí. Muchas de las casas del casco histórico son mansiones del siglo dieciocho que fueron hechas por los grandes productores de la bebida.

La mayor parte del año, Pinhão es una ciudad en la que puedes disfrutar de la soledad, de la calma y de la tranquilidad que ofrece el estar lejos de las grandes ciudades y en medio de unos paisajes de ensueño hechos de viñedos y bodegas. Pero durante el otoño, cuando se hace la cosecha de las uvas, cuando llegan recogedores de todo el país y llenan de vida las calles y los alrededores.

Uno de los mejores planes que puedes hacer en esta ciudad es caminar por sus alrededores y descubrir los paisajes que han traído a muchos turistas a través de las décadas, como lo son sus viñedos y la forma como se complementan con las colinas cercanas y los ríos que confluyen allí. También puedes ir a visitar las bodegas y ver los viñedos más de cerca, conociendo el proceso de uno de los vinos más famosos del mundo.

Foto Vía: Maria Cartas

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Excursiones



También te interesará...

Deja tu comentario