Viaje a Lisboa, guía de turismo

Lisboa desde la Torre de Belem

Lisboa es la capital de Portugal, además de ser la ciudad más grande de este país. Emplaza en la desembocadura del Tajo, esta cuidad supone todo un reto para los turistas. Y es que ésta es una de las ciudades con más historia de Europa, ya que se fundó aproximadamente hace tres mil años.

Fenicios, griegos, romanos y musulmanes son algunas de las civilizaciones que han dejado su huella en esta ciudad. Por tanto, es posible observar elementos que pertenecen a estas épocas. Además, cabe destacar que Lisboa cuenta con un gran número de monumentos que evidencian la grandeza que un día atesoró el país, cuando las conquistas y los descubrimientos situaron a Portugal como un reino grande.

Azotada por el gran terremoto de 1755,  también presenta en sus edificios muestras de la devastación que se vivió durante este año. Un episodio importante en la vida de la ciudad que a día de hoy sigue vivo en el recuerdo de sus monumentos.

Qué ver en Lisboa

Catedral de Santa María Maior

Conocida comúnmente como la Sé de Lisboa, es la más antigua de todas las iglesias de la ciudad. Construida en el siglo XII muestra un precioso estilo románico, si bien hay que destacar que durante su historia ha sufrido numerosas catástrofes naturales así como posteriores reformas.

Más información en: Catedral de Lisboa, la iglesia más antigua de la ciudad

Castillo de San Jorge

El Castillo de San Jorge es sin duda alguna uno de los monumentos más visitados de toda Lisboa. Independientemente de la importancia que el elemento tiene, lo cierto es que las vistas desde lo alto del castillo son espectaculares, ya que podemos observar toda la ciudad, diferenciando además desde lo alto los lugares con mayor relevancia.

Construido por los visigodos en el siglo V a día de hoy ofrece un recinto amurallado precioso. Además es posible ver un museo en el que encontraremos numerosos elementos fenicios, griegos y cartagineses, encontrados en las obras de restauración del mismo.

Más información en: El histórico Castillo de San Jorge

Torre de Belém

Este precioso elemento emplazado en el barrio de Belém, fue construido en el típico estilo manuelino que tantos edificios adornan en Portugal. La obra comenzó en 1515 a manos de Francisco de Arruda, y terminó en 1519. A día de hoy, esta preciosa torre es considerada como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco.

La Torre tenía un uso defensivo debido a su situación en la desembocadura del Tajo. También ha servido como centro aduanero así como faro que guiaba a los barcos que entraban en la ciudad.

Torre de Belem

la Torre de Belém

Más información en: La imponente Torre de Belém

Monasterio de los Jerónimos

El Monasterio de los Jerónimos es otro de los elementos favoritos por los turistas. Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1983, resalta por su impresionante estilo manuelino, conseguido en el siglo XVI por Diogo de Boitaca.

Cabe destacar que el edificio fue construido con el fin de celebrar el regreso de Vasco de Gama de la India.

Más información en: El Monasterio de los Jerónimos, joyas patrimonial

Plaza del Comercio

La plaza más importante de toda la ciudad, era la encargada de alojar el antiguo Palacio Real. Palacio que fue destruido, como muchos otros elementos, por el gran terremoto de 1755.

En la plaza, el visitante podrá descubrir unas enormes escalinatas que se introducen en el mar. Este elemento constituía la entrada grande a la ciudad, el lugar por el que descendían las personas más importantes y relevantes que se acercaban a Lisboa.

Más información en: Plaza del Comercio, referencia histórica de Lisboa

Convento do Carmo

Este lugar quizá sea uno de los más impresionantes en cuanto a evidencias del terremoto de 1755. La iglesia del convento tiene un precioso estilo gótico, y quedó completamente destruida en ese año. A pesar de ello, es posible poder observar la estructura de la iglesia coronado por el cielo azul.

Este lugar también aloja el Museo Arqueológico do Carmo.

Más información en: Ruinas de la Iglesia del Carmen

Otras visitas importantes

Excursiones

Lisboa permite realizar excursiones a muchos puntos del distrito, gracias principalmente a su ubicación y a los medios de transporte. No obstante, si existe una excursión imprescindible para todo aquel que se aloje unos días en la ciudad, esa es, sin duda, la de Sintra.

Sintra cuenta con un amplio patrimonio cultural que no tiene ningún desperdicio. Entre todas las visitas que podemos realizar destacan el Castelo dos Mouros, el impresionante y mágico Palacio da Pena, la misteriosa Quinta Regaleira o el Convento dos Capuchos. No obstante, a pesar de que estas sean las visitas más destacadas podemos asegurar que hará falta más de un día para poder ver todo lo que este lugar ofrece al turista.

Información y reservas: Excursiones en Lisboa

Cómo llegar a Lisboa

Con la llegada de las low cost y los vuelos de bajo coste, volar hasta la capital portuguesa no es ningún reto. Existen numerosas conexiones con las ciudades más importantes de Europa, y compañías como Ryanair están abriendo aun más las posibilidades aumentando considerablemente el turismo en esta ciudad.

No obstante, también es posible acceder a la ciudad en coche. Una opción bastante cómoda si se tiene en cuenta que la mayoría del recorrido se hará por autovías.

Transportes

Lisboa cuenta con una red de transportes excepcional. Podemos movernos por toda la ciudad, incluso desplazarnos a los municipios más cercanos, con trenes, metros, los típicos tranvías o autobuses.

En este punto, cabe destacar que es bastante interesante considerar la opción de la Lisbon Card, una opción que nos ofrece descuentos y entradas libres a determinados museos y con la que además podremos disfrutar de tantos viajes como queramos en los medios de transporte de la ciudad.

Gastronomía

A pesar de que sólo por el tesoro cultural que guarda esta ciudad ya es una razón para visitarla, lo cierto es que su gastronomía es una delicia.

Los productos del mar están en todas las mesas, como no podía ser de otra forma, creando gran expectación en los turistas platos como el bacalao (cocinado de mil maneras distintas). Además, también son muy comunes las sopas y caldos, algo que a los ciudadanos de esta ciudad les encanta. Por tanto no podemos irnos de aquí sin probar un delicioso caldo verde, otro de los platos típicos de la capital de Portugal.

Alojamiento

Esta capital cuenta con una oferta hotelera realmente extensa. Podemos encontrar muchas ofertas con precios totalmente asequibles y para todos los bolsillos.

Más información y reserva: hoteles de Lisboa

Otros enlaces de interés

Puedes ampliar esta información para tu visita en:

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Lisboa



Deja tu comentario