Viaje a Guimaraes, guía de turismo

castelo-de-guimaraes-2

La preciosa ciudad de Guimarães se ubica en el Distrito de Braga, al norte de Portugal. Asociada al nacimiento de la identidad nacional portuguesa, allá por el siglo XII, es conocida como La Cuna de Portugal. Un lugar lleno de historia en la que destacan capítulos como la coronación del primer rey luso en 1139, Alfonso Enríquez o Alfonso I de Portugal.

Qué ver en Guimarães

  • Castillo

Situado en lo alto de un montículo, este elemento domina la ciudad. Las vistas desde aquí son realmente impresionantes, aunque lo cierto es que del mismo quedan pocos resquicios.

La parte mejor conservada sería la Torre del homenaje, del siglo X, que situada en medio del recinto amurallado cuenta con unos 28 metros de altura.

Del resto de la fortaleza se conservan siete torres cuadradas a modo de muralla, que han protegido a lo largo de la historia la pieza fundamental del conjunto. Podremos pasear por el pequeño recinto, subiendo por escaleras, un tanto empinadas, y observar así las vistas privilegiadas desde la fortaleza.

Más informacion en: Castillo de Guimaraes, lugar donde nació Portugal

  • Iglesia San Miguel

Justo a pie del castillo encontramos la Iglesia de San Miguel. Es un pequeño templo románico del siglo XII. El elemento más importante de la misma es la pila bautismal en la que se habría bautizado al mismísimo Alfonso Enrique.

  • Palacio de los duques de Braganza

Es, sin lugar a dudas, uno de los lugares más visitados en Guimarães. Un hermoso, majestuoso y elegante palacio del siglo XV.

Fue el primer duque de Braganza quien pondría las primeras piedras a esta impresionante obra, que aunque fortificada, muestra unos tejados apuntados con altas chimeneas (39 en total) que bien recuerdan a los castillos franceses.

El interior del castillo se conserva en excelentísimas condiciones, mostrando un recorrido amplio por las distintas estancias del antiguo palacio. Cabe destacar que además cuenta con una imponente colección de muebles de la época, por lo que la visita es completamente recomendable.

Destacamos las grandes chimeneas, los techos del comedor y sus impresionantes vigas, así como la inmensa colección de tapices, de gran belleza, que podremos observar.

Más información en: Palacio de los Duques de Braganza en Guimaraes

palacio-duques-de-braganza-2

  • Centro Histórico

El Centro Histórico de Guimarães es ya en sí un monumento. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, muestra un entramado de calles con su trazado original que aun conserva su encanto medieval.

Callejear por el Centro Histórico es quizá la mejor de las opciones a la hora de visitar la ciudad. Un sinfín de edificios de gran belleza, que en fiestas se decoran con los típicos adornos medievales y que aun le confieren mayor encanto.

plaza-sao-tiago-2

  • Museo de Alberto Sampaio

Este museo fue creado en 1928 para poder recoger las colecciones de edificios desaparecidos como el Colegio de Nuestra Señora da Oliveira y otras iglesias y conventos de toda la región.

Cuenta con una importantísima colección de escultura medieval y renacentista así como piezas de orfebrería y pintura.

Otros lugares de interés:

  • Iglesia de San Dámaso
  • Convento de Santa Clara
  • Pazos municipales
  • El Salado
  • Iglesia de Nuestra Señora de Oliveira
  • Museo Arqueológico Martins Sarmento

Excursiones desde Guimarães

En los alrededores de Guimarães también podemos encontrar un sinfín de lugares interesantes para conocer la región. Por ejemplo, podemos visitar el Convento de Santa Marinha da Costa, que conserva un interesantísima iglesia rococó; la Montaña de la Peña, con su santuario; o el Santuario de Bom Jesús, con su hermosa escalera barroca doble y cruzada.

Además, cabe destacar que Guimarães está próxima a Oporto, a tan sólo 60 kilómetros. Por lo tanto, la visita a esta histórica ciudad es completamente recomendable.

Gastronomía

Como en el resto de Portugal, en Guimarães se come bien. Lo cierto es que la cocina de la región es famosa en toda la geografía portuguesa por sus deliciosos platos.

Así, podemos probar recetas tan tradicionales como el arroz con pollo o pica no chao, rojoes y bucho relleno, bacalao asado o relleno y arroz de sarrabulho.

El vino verde de la región también es exquisito, por tanto muy recomendable a la hora de completar la comida.

En cuanto al postre, la nota dulce la pondrán el tocino de cielo y las tortas de Guimarães.

Clima

El clima en este municipio está caracterizado por inviernos generalmente fríos y veranos de calor moderado. Así, no encontramos con mínimas en invierno entre 2º y 5º, mientras que en los meses más cálidos las máximas estarán entre 23º y 30º.

Cómo llegar a Guimarães

Para llegar a Guimarães las principales vías de acceso son la ferroviaria y la carretera. Si viajamos en coche desde Oporto tendremos que tomar la autopista, un recorrido por la A7 y la A3 que no durará más de 30 minutos.

En tren también podremos llegar sin problemas, pues está conectada con las principales ciudades portuguesas, como con Oporto que en tren queda a unos 60 minutos.

Si llegamos en avión, lo mejor es aterrizar en el aeropuerto de Francisco Sá Carneriro, en Maia, que queda a tan sólo 50 km y de ahí alquilar un coche.

Hoteles en Guimaraes

Siendo un lugar turístico con tantísimas oportunidades, lo cierto es que Guimarães cuenta con una oferta hotelera bastante amplia. Encontraremos precios para todos los gustos. No obstante, por norma general, el alojamiento en Portugal no suele ser demasiado caro.

Para saber más sobre la ciudad:

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Guimaraes



También te interesará...

Deja tu comentario