Naturaleza en el Parque Nacional Peneda-Gerês

Peneda Geres

El Parque Nacional Peneda-Gerês es un hermoso paisaje de cadenas de montañas ásperas que se mezclan con los brillantes colores púrpuras y amarillos de los brezos y tojos. Más abajo de las montañas se encuentran bosques de coníferas y otros árboles entre los que se incluyen algunas regiones cubiertas de árboles nativos y otros robles de los Pirineos y de Inglaterra.

Este Parque Nacional cubre una gran área de 70.000 hectáreas que van hacia España uniéndose con el Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés. Sus montañas alcanzan alturas que van desde los setecientos hasta los 1.500 metros y son espectaculares con sus piedras de granito redondeadas que aparecen sorprendiendo los paisajes.

Peneda-Gerês, también conocido simplemente como Gerês, es el único parque nacional en Portugal, aunque si hay muchos parque naturales, paisajes protegidos y reservas por todo el país. Se encuentra en la región Norte, en el nor occidente del país y está en los distritos de Braga, Vila Real y Viana do Castelo.

Peneda Geres

Una característica importante de este paisaje, además de ser una de las más sorpresivas para los turistas, es su constante presencia de agua. Las cataratas son comunes en todas las pendientes de las montañas y este parque se encuentra adornado por varios ríos entre los que se encuentra el Lima, el Rabagão, el Arado, el Cávado, el Homem y el Castro Laboreiro. Además existen varias presas que los cruzan.

En este lugar se encuentran varias decenas de villas, en especial en las tierras altas que se encuentran muy cerca a las tierras aptas para arar. Allí se han construido terrazas, con el objetivo de hacer un mejor uno de las tierras escasas, y las casas tradicionales que tienen paredes de granito y tejados de paja que le dan un grandioso toque al panorama y haciendo que sea una experiencia inolvidable para los visitantes.

El parque trata al mismo tiempo de promover y controlar el turismo, debido a que la naturaleza del parque no resistiría un gran flujo de visitantes. Por ello sólo existen seis pequeños sitios para hacer camping y los caminos para hacer senderismo están marcados, haciendo así que sea fácil encontrar los puntos más interesantes para ver, como las fortificaciones de Castro Laboreiro y Calcedónia y el monasterio de Pitões das Júnias.

Foto 1 Vía: CTHOE
Foto 2 Vía: Alnecaro



Etiquetas: ,

Categorias: Braga, Parques Nacionales de Portugal, Viana de Castelo



También te interesará...

Deja tu comentario