Famosa porcelana Vista Alegre de Ílhavo

Porcelana Vista Alegre

La fama y el prestigio de las porcelanas de Vista Alegre nacieron en Ílhavo y desde allí se esparció a todos los países en los que goza de gran popularidad. En una región que está expuesta constantemente a las fuertes brisas y a las olas del Océano Atlántico, Ílhavo es un pueblo con una historia bastante interesante y el hogar de algunos de los mejores trabajos de porcelana del mundo.

La popularidad y la reputación de la porcelana de Vista Alegre data de hace muchísimos años y desde entonces se ha extendido por todo el planeta. Se encuentra haciendo parte de exhibiciones en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York y hace parte de la decoración de algunas de las más famosas casas reales de Europa. Y claro, los turistas no desaprovechan la oportunidad para llevarse un poco de este famoso arte, en especial en vajillas.

Ílhavo es una población de Portugal que tiene unos fuertes lazos con el océano, ya que está habitada por personas que se encuentran muy orgullosas de su pasado de pesca de bacalao en las aguas congeladas de Terranova. En las profundidades del corazón de esta ciudad, las casas modestas de una planta que se encuentran escondidas de las multitudes de las calles comerciales, muestran las señas de las tradiciones marítimas locales.


Porcelana Vista Alegre

Estas modestas casas contrastan con la buena cantidad de villas de estilo Art Nouveau que fueron construidas durante las épocas doradas de esta región. Los turistas pueden descubrir un poco más acerca de la historia marítima de cientos de años de esta población en el Museu Marítimo de Ílhavo.

El punto más famoso de esta población es la fábrica de porcelana de Vista Alegre, que es parecido a cualquier otro museo local. Este es un lugar en donde la historia es vista mediante la exhibición de cientos de piezas que pertenecen a la evolución de la porcelana y su popularidad desde el año 1824.

La Capilla de Nossa Senhora da Penha de França es otra curiosidad que hace referencia a la historia de esta población. Allí se pueden admirar sus techos pintados y las baldosas figurativas del tardío siglo diecisiete, así como la tumba del Renacimiento del Obispo Dom Manuel de Moura.

Fotos Vía: monkeysox



Etiquetas:

Categorias: Portugal



También te interesará...

Deja tu comentario