Comida portuguesa, delicia para turistas

Feijoada

La gastronomía en Portugal es tan rica y variada como sus paisajes y su patrimonio. El mar es sin duda una de las características e inspiraciones más importantes de la cocina Portuguesa. Uno de los platos más recomendados para los turistas por su simplicidad y su sabor es el pescado recién capturado a la plancha. Otras deliciosas opciones incluyen los mariscos sacados de cualquier playa del país, el arroz de marisco y los estofados de pescado.

Pero para los que no les gusta el pescado también existen opciones que incluyen la carne, entre las que se encuentra una especialidad de todo el país que es el famoso ‘Cozido à Portuguesa’ que mezcla exquisitamente la carne y los vegetales en un estofado de ricos sabores.

En la parte norte del país se recomienda comer un plato llamado ‘Tripas à la Porto’, que como su nombre lo dice es un platillo de tripas al estilo de Oporto o una de las variantes del estofado de fríjoles llamada ‘Feijoada’ que también se puede probar en otros lugares del país.


Pastel de Nata

La buena calidad del aceite de oliva de Portugal es uno de los ingredientes principales para todas las recetas que contienen ‘bacalhau’ o bacalao seco, de las cuales se dice existen más de mil. Cada plato, como es de esperarse, es servido con un cierto vino que va muy bien con él.

Portugal tiene vinos en todo el país. Aunque el vino de Oporto puede llevarse toda la fama y todas las miradas, los rojos de Alentejo y Douro, junto a muchos otros de toda la geografía, han ganado sus propios seguidores. Otra parte de la gastronomía portuguesa que no se puede dejar de lado son los quesos. Aquellos de Serra da Estrela son los más conocidos, pero existen muchos pertenecientes a las especialidades locales particularmente en las regiones del Centro de Portugal y de Alentejo.

Los panaderos y panaderas de los conventos son los responsables de muchos de los dulces y pasteles que hacen parte de las especialidades nacionales y que convenientemente hacen que muchos turistas y locales agradezcan al cielo. Los turistas no se deben perder de probar un pastel de nata, que van muy bien con un café un poco amargo.

Foto 1 Vía: Claudia_midori
Foto 2 Vía: Winam

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Gastronomía portuguesa



Deja tu comentario