Bosque Nacional de Bussaco en el centro portugués

Bosque Bussaco

La región central de Portugal es ideal si lo que quieres es experimentar la naturaleza de este país. Allí se encuentran varias cadenas montañosas, un parque boscoso natural y una gran cantidad de ríos en los que puedes practicar casi todo lo que te imaginas sobre los deportes acuáticos y otras actividades en el agua, desde hacer kayak hasta esquiar un poco sobre el agua.

Uno de los parque que se encuentra en esta región, y que por cierto es de gran importancia, es el Mata Nacional do Bussaco, o el Bosque Nacional de Bussaco, que está ubicado a unos veinticuatro kilómetros al nororiente de Coímbra y que es un gran atractivo turístico en esta región del Centro de Portugal. Este bosque cubre ciento cinco hectáreas en las laderas de la famosa Serra do Bussaco.

Este fue tradicionalmente un espacio religioso que estaba lejos de las ciudades y el ruido gracias a la Serra. Allí primero se construyó una ermita que fue fundada en el siglo sexto por los monjes Benedictinos, en 1628 los monjes Carmelitos iniciaron un programa de reforestación y de formación de caminos, así como el de encerrar el bosque tras murallas y esto fue tan famoso que en 1643 el Papa Urbano VIII decretó que cualquier persona que dañara los árboles sería excomulgada.


Ermita en Bosque Bussaco

Esta paz fue interrumpida en 1810 cuando las fuerzas de Napoleón fueron derrotadas por los ejércitos de Inglaterra y de Portugal durante la Guerra Peninsular comandados por el Duque de Wellington, algo que se conmemora con una recreación de los hechos cada veintisiete de septiembre. Después de esto el bosque pasó a ser propiedad del estado en 1834, cuando las órdenes religiosas fueron abolidas.

En la actualidad es otro de los lugares Patrimonio de la Humanidad de Portugal declarados por la Unesco, llamado el Parque de Bosque de los Carmelitos Descalzos, Bussaco y es un lugar muy popular entre aquellos que quieres hacer picnics y que quieren caminar intentando identificar las setecientas especies de árboles que existen en este lugar, cuatrocientas de las cuales se dice que son especies nativas.

El bosque tiene una serie de caminos que los atraviesan y en las que te puedes encontrar con alguna capilla, pozo o fuente. Los caminos populares incluyen el hermoso Vale dos Fetos, el Valle de Ferns y la Vía Sacra que te lleva al mirados de Cruz Alta que tiene 545 metros de altura. A este lugar puedes acceder fácilmente desde Luso, Cantanhede, Coímbra o Curia.

Fotos Vía: Edescas2

Imprimir

Categorias: Parques Nacionales de Portugal



Deja tu comentario