Palacio Nacional y monasterio de Mafra

Palacio Nacional de Mafra

En el Palacio Nacional de Mafra te encuentras con un monumental palacio y monasterio de estilos barroco y neoclásico italiano. Este impresionante lugar, que es tan grande que hace que todo lo de su alrededor se vea pequeño, está ubicado en la ciudad de Mafra, que está en la municipalidad del mismo nombre en las costas occidentales de Portugal.

Muchas historias se dicen de este lugar como que fue construido para ser el rival portugués del popular palacio español de El Escorial, que queda a las afueras de Madrid en España, aunque también se asegura que fue hecho como una respuesta al poder del Vaticano, al tener cierto aire que recuerda a la residencia oficial del Papa en ese pequeño país.

Este palacio, en el que puedes ver también muestras del monasterio franciscano que fue, fue construido durante el reinado del Rey Juan V de Portugal, como un juramento que hizo en el año 1711 en el que prometió que si su esposa María Ana de Austria le daba hijos, haría un convento. Después del nacimiento de su primera hija, la princesa Bárbara de Braganza, el rey inició la construcción de este monumento.


Entrada a la Iglesia de Mafra

No más viendo la fachada de este palacio y monasterio te pueden hacer una idea de lo que hay dentro. Esta parte está hecha de piedra caliza del país, tiene 220 metros de largo y está mirando hacia Mafra. En cada uno de sus lados, esta fachada tiene una torre cuadrada que termina en un domo de bulbo, como aquellos que son tan reconocidos en Europa Central.

En medio de la fachada, puedes ver la Iglesia o Basílica de Mafra que está hecha en mármol blanco y que en su interior tiene la forma de una cruz latina, alcanzando un largo de 63 metros. En el interior puedes deleitarte con el gran uso que se hizo del mármol de color rosa, que se combina con el blanco para hacer diferentes patrones; además de las pinturas religiosas que forman una de las mayores colecciones del siglo dieciocho en Portugal, en donde ves trabajos de artistas italianos como Corrado Giaquinto, Pompeo Batoni y Agostino Masucci.

El palacio real, que puedes visitar con un tour guiado con un grupo de otros turistas, tiene sus apartamentos reales en la segunda planta; el del rey se encuentra al final del palacio, mientras que el de la reina está a doscientos metros en la otra dirección. Era tan grande esta distancia que cuando el rey se disponía a ir al apartamento de la reina, esto era anunciado con el sonido de una trompeta.

Foto 1 Vía: Paulo Juntas
Foto 2 Vía: Georges Jansoone



Etiquetas: , , , ,

Categorias: Portugal



Deja tu comentario