Atracciones dentro de las murallas de Lagos

Murallas de Lagos

Lagos es una ciudad que se encuentra en la desembocadura del río Bensafrim, en el Océano Atlántico, y que está en la región del Algarve, en Barlovento, en el sur de Portugal. Esta población es bastante antigua, ya que tiene más de dos mil años de historia, por la que pasaron los cartaginenses, los romanos y los visigodos, entre algunos otros.

Esta ciudad fue el punto de partida de muchos de los viajes de descubrimiento durante las épocas en que los Portugueses se aventuraron hacia el nuevo mundo, pero en la actualidad es una de las poblaciones más llenas de vida y al tiempo históricas que puedes encontrar en el Algarve, además de ser popular entre los turistas por tener unas de las mejores playas de la región.

Una gran parte de las murallas que fueron construidas en el siglo dieciséis alrededor de Lagos se encuentran en perfecto estado de conservación, y en frente de ellas puedes ver una estatua de Gil Eanes, quien fue un explorador que dejó la ciudad en 1434 para convertirse en la primera persona que iba alrededor el Cabo Bojador, en el noroccidente de África, que en esas épocas eran los límites del nuevo mundo.


Interior de la Iglesia de Santo Antonio

En medio de las murallas puedes pasear por hermosas calles empedradas que tienen a lado y lado pintorescos cafés y restaurantes donde te puedes sentar a contemplar el ambiente al lado de una taza de café o alguna de las delicias locales, para después salir con más energía a ver las tiendas de diferentes tipos que también existen en estos alrededores.

Allí en este sector de Lagos también está la iglesia de Santo António que tiene una fachada simple con torres de campanas que no son iguales y que data de principio del dieciocho, y que contrasta en gran medida con su interior que es realmente hermoso y con unas decoraciones muy rica y en algunos puntos hasta extravagantes, porque tienen muchos detalles dorados.

En el interior de esta iglesia puedes disfrutar de los famosos azulejos portugueses que son en blanco y azul y que datan del siglo dieciocho, de seis pinturas de estilo barroco que fueron hechas por José Joaquim Rasquinho en donde se pueden ver los milagros de San Antonio, así como varios tallados en madera pintados de dorado que se encuentran en todas las paredes de la nave central.

Foto 1 Vía: António M.L. Cabral
Foto 2 Vía: Georges Jansoone



Etiquetas: , , ,

Categorias: Algarve



También te interesará...

Deja tu comentario