Belém, parte más histórica de Lisboa

Monasterio de los Jerónimos y Plaza del Imperio en Belem

Santa María de Belém, simplemente conocido como Belém, es un distrito de Lisboa, capital de Portugal, que está a sólo seis kilómetros al occidente del centro actual de esta ciudad y ha pasado a la historia como la parte desde la que salían varios exploradores portugueses en sus viajes para descubrir el nuevo mundo, siendo el más reconocido Vasco da Gama, quien salió desde allí hacia India en 1497. Este es un lugar histórico que debes visitar en esta capital.

Tal vez el área más histórica y llena de monumentos en Lisboa sea Belém, nombrada en honor a Belén y lugar en el que incluso Cristóbal Colón se detuvo a descansar en su viaje de vuelta a Europa después de haber descubierto el continente americano. Y es que huellas de esa historia y del florecimiento económico que sucedió en esas épocas se ven por todas partes.

Fue en esas épocas en las que se construyeron dos de sus monumentos más emblemáticos, que son el Monasterio de los Jerónimos que fue construido debido al viaje exitoso de Vasco da Gama hacia las Indias, incluso teniendo la tumba de este explorador portugués; y la Torre de Belém, que es la utilizada para promover el turismo en la capital portuguesa y que fue construida para proteger la entrada a esta parte del país.


Torre de Belem en la noche

Alrededor de esta joyas monumentales de Portugal se encuentran varios museos que también puedes descubrir en un paseo por esta parte de Lisboa. Claro que con estas obras tan impresionantes, a muchos turistas se les olvida visitar el Palacio de Ajuda, el Palacio de Belém que en la actualidad está ocupado por el Presidente de Portugal y el Museo Coaches; todos los que tienen un interior decorado maravillosamente y en donde se pueden ver los mejores ejemplos de la arquitectura portuguesa de los siglos dieciocho y diecinueve.

Cuando te canses de recorrer todas las calles históricas de Belém te recomiendo ir a uno de los muchos cafés y restaurantes que están en las casas tradicionales y que, cuando el clima lo permite, tienen terrazas exteriores para disfrutar del ambiente del lugar. Uno de los mejores lugares para que bebas algo y pruebes la pastelería local es el café Antiga Confeitaria de Belem que ha estado prestando estos servicios desde el año 1841.

Foto Vía: Fernando de Sousa



Etiquetas: , , ,

Categorias: Lisboa



Deja tu comentario