Portalegre, custiodiada por su castillo

Castillo de Portalegre

Portalegre es una ciudad que se encuentra en el distrito del mismo nombre, en la región de Alentejo, en Alto Alentejo para ser más precisos, muy cerca de la frontera con España en su parte oriental.

En este lugar puedes ver unos paisajes que son muy típicos de esta región portuguesa con partes de terrenos planos que se van combinando con algunas colinas que no son muy altas y claro su arquitectura es algo que no te puedes perder.

Una de estas joyas arquitectónicas que puedes encontrar en esta población de Alentejo es el Castillo de Portalegre. Este lugar se encuentra en una posición dominante no sólo del pueblo sino de todos sus alrededores, así que posiblemente ya lo habrás visto en varias ocasiones antes de que te decidas a subir a la colina en la que está para visitarlo.

En Portalegre puedes ver un paisaje espectacular que incluye ese castillo, que es uno de sus símbolos, porque sus murallas, sus torres y todas sus paredes son de un color entre rojizo y marrón oscuro, que contrasta ampliamente con los colores blancos y de otros colores claros que tienen las casas y las edificaciones de todos sus alrededores, por lo que parece una perla negra sobre la ciudad.

Este castillo es de las épocas medievales y las informaciones históricas aseguran que data del siglo trece cuando el rey portugués Afonso III mandó a construir las primeras fortificaciones. Con el tiempo siguieron las construcciones y remodelaciones, incluso hasta el siglo dieciséis cuando fue vuelta a hacer la torre principal, para reemplazar aquella de estilo gótico que se hallaba en las ruinas.

En tu visita a este lugar, que puedes hacer fácilmente a través de una de las agencias de viajes locales, puedes ver un castillo de forma de un polígono octogonal irregular que se encuentra en una colina en la parte más antigua de toda la ciudad. En ella puedes ver que se destaca su torre principal que tiene una forma cuadrangular y que está integrada a la muralla, encargándose de la protección de la puerta principal.

Justo al frente de esta torre puedes ver la gran plaza de armas que se encuentra delimitada por varias torres y varias ruinas que se pueden identificar como varios tipos de construcciones que en un momento estuvieron en este lugar. La muralla que rodea todo el complejo tiene una forma ovalada irregular que tiene doce torres en toda su extensión y siete puertas de entrada, de las cuales funcionan en la actualidad sólo tres.



Etiquetas: , ,

Categorias: Alentejo



También te interesará...

Comments are closed.