Mirada a la Iglesia Matriz de Matosinhos

Iglesia de Marosinhos

La Iglesia del Señor Buen Jesús, o también llamada la iglesia Matriz de Matosinhos, se encuentra en esta ciudad del mismo nombre en el distrito de Oporto. Este lugar tan lleno de adornos y de detalles que puedes ver en su parte exterior fue construido en el siglo dieciséis y desde ese momento se convirtió en un símbolo de esta población y en una razón para que los viajeros llegaran allí.

Una de las grandes ventajas de esta ciudad es que allí puedes llegar fácilmente desde Oporto, ya que está a unos cuantos kilómetros, por lo que simplemente puedes tomar tu automóvil o ir en autobús o taxi. Ya estando allí sólo te tienes que pedir instrucciones a los amables locales para llegar hasta este templo y después sólo te dejas llevar por el asombro de ver una excelente pieza arquitectónica.

A pesar de que esta iglesia fue construida con el estilo renacentista propio del siglo dieciséis en el que fue construida, pero con el tiempo sufrió de varias renovaciones y remodelaciones que la llevaron a ser lo que puedes ver en la actualidad. En su fachada te puedes deleitar viendo una mezcla de estilos y de detalles que están hechas para destacar la horizontalidad de la construcción.

Iglesia de Marosinhos

Cuando entras a esta iglesia encuentras que tiene tres naves que están separadas por cinco arcos que forman unas bóvedas perfectas y de gran belleza, y que están sobre unas columnas de estilo jónico y que tienen a sus lados unas piezas de madera tallada que son del estilo original de este templo. Te recomiendo ir a las capillas laterales a ver los recubrimientos de madera barrocos que tienen recubrimientos dorados.

Dentro de esta iglesia de Matosinhos el detalle más importante que se puede ver es su órgano histórico que data de finales del siglo diecisiete y que tiene una fachada de tres torres con cuatro paneles de tubos. Este instrumento fue creado por Michael Hensberg, de los Países Bajos, e iba destinado para un monasterio de Oporto, pero fue transferido para este lugar y ahora los visitantes se asombran con su belleza.

Foto 1 Vía: Henrique Matos
Foto 2 Vía: zwigmar



Etiquetas:

Categorias: Matosinhos



También te interesará...

Deja tu comentario