Monasterio de São Miguel de Refojos de Basto

Monasterio de Sao Miguel de Refojos de Basto

Cabeceiras de Basto es una villa portuguesa que está en el distrito de Braga, en la región del Norte de Portugal.

A pesar de su pequeño tamaño, ya que tiene alrededor de cinco mil habitantes, pero que tiene una gran cantidad de edificaciones que se han consolidado como todo un patrimonio histórico local, que anualmente es visitado por cientos de turistas, que quieren descubrir sus secretos.

Uno de estos lugares históricos que tienes la oportunidad de ver en esta parte de Portugal, que no está muy lejos de la frontera con España, es el Monasterio de São Miguel de Refojos de Basto, que según dicen los historiadores ha estado en este lugares desde antes de los inicios del siglo doce, ya que aparece mencionado en algunos documentos firmados por el primer rey de Portugal Afonso I.

Sin embargo, la edificación tal cual la vez en la actualidad fue construida a mediados del siglo dieciocho, en el año 1755. Tal vez una de las partes más representativas e icónicas de este monasterio es la fachada de su iglesia, que se destaca por el tamaño que tiene en relación con el resto de la construcción. A los dos lados de este frente puedes ver sus dos torres que son de color blanco con decoraciones en piedra arenisca.

Monasterio de Sao Miguel de Refojos de Basto

Esta iglesia fue reconstruida a finales del siglo diecisiete, por lo que algunas partes que puedes ver allí no corresponden a su diseño original, entre las que están esas mismas torres que te mencionaba con anterioridad, que fueron terminadas en el siglo dieciocho con el resto de la parte que no estaba acabada del monasterio, todo lo que puedes visitar en la actualidad como monumento histórico.

Un buen consejo es que te informes en la oficina de turismo de Cabeceiras de Basto sobre los horarios de visita a este lugar, para que puedas disfrutarlo aún más, porque aunque en la parte exterior este lugar sea muy hermoso y sientas que es suficiente, los tesoros que guarda en su interior lo son aún más. Cuando entres a la iglesia te recomiendo detallar su altar, que está hecho de madera tallada y que está pintada de color dorado.

Fotos Vía: Ricardo Martins



Etiquetas: , ,

Categorias: Braga



Deja tu comentario