- Sobre Portugal - https://sobreportugal.com -

Playas y naturaleza en la isla de Santa María

Santa María es la tercera isla más pequeña de las Azores, con un área de aproximadamente 92 kilómetros cuadrados.

La mejor manera de que llegues hasta ella es desde la isla de São Miguel, desde donde puedes tomar un avión hasta el aeropuerto internacional de esta pequeña isla, en un vuelo que dura sólo unos quince minutos. Y allí podrás disfrutar de unos paisajes, unas playas y un mar maravillosos.

La línea de costa de esta playa tiene varios riscos que sobresalen del mar, así como bahías que ofrecen unas condiciones perfectas para que allí puedas practicar una buena cantidad de deportes acuáticos. En ella te recomiendo visitar las playas de Maia y Anjos, que tienen unas piscinas naturales de aguas cristalinas, en donde puedes ver una buena variedad de peces, por lo que son recomendadas para los amantes del mar.

Otras playas que son excelentes para visitar en la isla de Santa María son la Praia Formosa, así como aquellas que se encuentran entre el lugar llamado Prainha hasta la Ponta de Malbusca, que son de arenas blancas y de aguas muy azules y limpias. Es precisamente en esta parte de las playas de la isla en donde puedes disfrutar del festival de Maré de Agosto, que es dedicado a las olas que se presentan en ese mes.

Esta isla también es recomendada para aquellas personas interesadas en la aventura y en descubrir el pasado de actividad volcánica que se presentaba allí, y si eres una de ellas debes ir a las varias cavernas, túneles y fisuras que esta clase de naturaleza hizo en ella. Entre los lugares más visitados para ver estos sitios se encuentran Santana, Cré, Velha, Fanea, Baía do Cura y Nova, entre algunos otros.

Si quieres hacer un poco más de actividad física y descubrir los diferentes paisajes que tiene para ofrecer, puedes ir a visitar los diferentes miradores que allí se encuentran, como Lagoinhas, Picos, Fontinhas y el famoso Pico Alto, que está a casi seiscientos metros de altura y desde donde puedes ver no sólo la isla sino de las costas y del mar en sus alrededores, por lo que vale la pena caminar hasta allí.

Fotos Vía: anapinatelier