Las Siete Maravillas de Portugal

Palacio Nacional de la Pluma

Así como existen las Siete Maravillas del Mundo, Portugal también cuenta con sus propias Siete Maravillas que fueron declaradas como tales en 2007. La elección de estos siete lugares emblemáticos y fascinantes del país fue organizada por Y&R Brans S.A. y Realizar S.A., para distinguir y promocionar a los siete elementos más relevantes del patrimonio de Portugal.

Así un total de 793 monumentos nacionales fueron la base del proyecto, y tras una primera selección de 77 monumentos, para luego reducir la lista a 21 en total. Finalmente, en 2006 se realizó una elección mediante internet, a lo largo de siete meses, para que el público seleccionara a los siete merecedores de convertirse en las Maravillas de Portugal.

Veamos entonces quienes resultaron ganadores de este difícil y desafiante concurso:

El Castillo de Guimaraes. Ubicado en la ciudad de Guimaraes, domina las vistas del Campo de San Mamés, y fue escenario de la fundación del Condado Portucalense y de las luchas de la independencia, por lo que es considerado como la cuna de la nacionalidad.

El Castillo de Óbidos. Se encuentra en Óbidos, una villa del distrito de Leiria, y constituye una excelente muestra de fortificación medieval de Portugal. Fue construido sobre lo alto de un monte, sobre la llanura y el río Arnoya, que se encuentran en sus inmediaciones.

El Convento de Santa Maria da Vitória. También es conocido como el Monasterio de Batalha, ubicado en Batalha, y construido por el rey Juan I tras la victoria en la Batalla de Aljubarrota. Su estilo arquitectónico es el gótico tardío propio de la región.

La Abadía de Santa Maria de Alcobaça. O simplemente Abadía de Alcobaça, fue construida en 1178, convirtiéndose en la primera edificación gótica de Portugal. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El Monasterio de los Jerónimos de Santa María de Belém. Se encuentra en Lisboa, y fue diseñado en estilo manuelino por órdenes del rey Manuel I de Portugal, como conmemoración del regreso de la India de Vasco da Gama, en 1501.

El Palacio Nacional de la Pluma. Situado en la ciudad de Sintra, fue residencia de la familia real portuguesa en el siglo XIX. Es de estilo romántico propio de la época y en 1995 fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

La torre de Belém. Se encuentra en Lisboa, y fue construido en 1514 como un ejemplo de la arquitectura manuelina. Fue situado en el barrio de Santa Maria de Belém, en la desembocadura del río Tajo.

Foto vía: Garden Visit

Imprimir

Categorias: Portugal



Deja tu comentario