Porches, sus paisajes y cerámicas

Ceramica de Porches

La pequeña población de Porches se encuentra en el centro hacia el occidente del Algarve, en el sur de Portugal, y es reconocida por sus paisajes tranquilos y pintorescos, en los que se puede pasar un agradable fin de semana.

La forma más fácil de llegar hasta esta población es a través de ciudades un poco más grandes como Carvoeiro y Benagil, además de que está a sólo cinco minutos en automóvil desde Lagoa, así que si estás en esta parte del país no tienes excusa para no ir.

Esta pequeña ciudad es reconocida en todo el país por sus cerámicas, en las que se destacan los colores y sus diseños que son únicos de los artesanos locales. Cuando llegas a este lugar puedes sentir la tranquilidad de estar un poco lejos de las grandes ciudades, además de tener unos paisajes de gran belleza compuestos por viñedos y por campos de árboles de naranja.

En medio de la autovía que va entre Lagoa y Alcantarilha puedes visitar esta pintoresca ciudad, que parece sacada de una tarjeta postal. Y es que al llegar hasta ella puedes ver por qué tantos aseguran esto, y es que sus casas son de un color blanco profundo muy típicas de la región, que tienen unas chimeneas que terminan en punta y que les dan un toque muy particular.

En un paseo por las calles históricas, estrechas y hermosas de esta ciudad puedes sentir el ambiente tranquilo que tiene la vida diaria allí y puedes ver la importancia que la industria de la cerámica tiene en el desarrollo local. Existen varios puestos en donde puedes comprar cerámicas locales para llevar a casa, y puedes ver que muchos de los habitantes de la ciudad trabajan en ellos.

Entre los lugares de cerámicas que puedes visitar allí te recomiendo la Fábrica de Cerámicas de Porches que fue fundada en el año de 1968, con el fin de traer de vuelta esta industria artesanal y seguir haciendo piezas que tienen el legado de los pueblos ibérico y árabe, por lo que cada una de ellas tiene una gran historia detrás, desde la forma de hacerlas hasta los patrones que se les dibujan.

Cada una de las piezas de cerámica de esta población está hecha completamente a mano, por lo que los artesanos pintan los patrones con mucho cuidado y siguiendo la historia de ellos, en colores como el turquesa, el azul y el verde, siendo los colores más típicos en esta clase de artesanías. Y luego se les aplica el glaseado para que queden con el brillo con el que se les reconoce.

Foto Vía: rob allen photos



Etiquetas: , ,

Categorias: Algarve



Deja tu comentario