Almeida y sus impresionantes murallas

Murallas de Almeida

En la frontera norte de Portugal con España tienes la oportunidad de ver una buena cantidad de poblaciones que tienen castillos y fortalezas que eran usados para proteger los territorios de este país.

Uno de estos sitios es la ciudad de Almeida, que está en el distrito de Guarda, en la región del centro de Portugal, que bordea en su parte oriental con España.

Aunque en otros tiempos esta era una población fortificada que estaba bajo amenaza de invasores extranjeros, en la actualidad es uno de los destinos favoritos para los turistas que llegan hasta esta parte de Portugal, tanto por la historia que se encuentra en sus calles, como por la tranquilidad que se vive allí, siendo perfecta para pasar un fin de semana.

Si se ve la ciudad de Almeida desde el aire tiene la forma de una estrella de doce puntas que está formada por las murallas que la rodean y cada una de ellas son sus bastiones. Y son precisamente estos detalles de su estructura las que hacen que sea una de las fortalezas más interesantes del mundo, que mantiene hasta la actualidad la técnica de hexágono que fue desarrollada por el rey Luis XIV de Francia y su ingeniero militar, Vauban.

Las murallas de esta ciudad, que son un de sus mayores atractivos tienen una extensión de 650.000 metros cuadrados, y en ellas se destacan seis baluartes que se mantienen en perfecto estado y de los cuales algunos están abiertos al público, dejando que veas los maravillosos paisajes naturales de los alrededores. Y el acceso al interior de estas murallas se hace por sus dos puertas, que son la de Santo António, que está en el norte, y la de San Francisco, que también es conocida como la Puerta de la Cruz.

Y antes de irte de esta ciudad, a la que puedes acceder fácilmente desde Guarda, no puedes perderte el visitar su Castillo, que tiene originalmente un diseño medieval que fue levemente modificado a través de los siglos, pero que aún mantiene su encanto antiguo. Cuando salgas de allí sólo tienes que caminar por las tranquilas calles locales transportándote a otras épocas, porque allí parece que el tiempo no hubiera pasado.

Foto Vía: ricardoccpaiva

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Almeida



También te interesará...

Deja tu comentario