Las 5 visitas imprescindibles en la ciudad de Lisboa

Lisboa

La ciudad de Lisboa cuenta con tanta historia que sería imposible abarcar todos sus restos en un solo día. No obstante, lo que sí es posible es visitar algunos de los monumentos más importantes, teniendo en cuenta que son muchísimos más y que lo ideal es pasar un par de días, intensos eso sí, en la ciudad.

Podemos hablar de 5 lugares imprescindibles que todo viajero debería pisar en su estancia en Lisboa.

  • Plaza del Comercio

De todas las plazas importantes de Lisboa, y ya os adelantamos que hay varias, es la principal. Fue construida en el mismo lugar en el que descansaba el antiguo palacio real antes de ser destruido en 1755.

En esta monumental plaza, podemos observar dos elementos realmente interesantes. Por un lado encontraremos el Arco Triunfal da Rua Augusta, en el norte de la plaza. Este gran arco hace de punto de partida de la calle más importante de La Baixa, y fue construido allá por 1873.

También destaca la Estatua ecuestre de José I, creada por Machado de Castro en 1775, e inmortalizando al rey portugués que ocupaba el trono en el momento del trágico terremoto de Lisboa.

Más información en: Praça do Comercio de Lisboa

  • Castillo de San Jorge

El Castillo de San Jorge es uno de los monumentos favoritos por los turistas, quizá sea por esa presencia imponente que muestra sobre la colina de San Jorge. Una presencia que es visible desde la mayoría de los miradores de la ciudad.

Fue construido en el siglo V. No obstante, los árabes lo agrandaron y posteriormente sería restaurado completamente en el año 1938.

Llaman la atención las grandes explanadas con vistas a la ciudad, una de las panorámicas más bonitas de toda Lisboa. Además, también cuenta con un pequeño museo en el que se exponen objetos encontrados en los trabajos arqueológicos del castillo.

Más información en: Castillo de San Jorge, Lisboa

  • Torre de Belém

Situada en el barrio de Belém, esta hermosa torre de estilo manuelino se levanta junto a la desembocadura del Tajo.

Construida a partir de 1515, sirvió para proteger la ciudad, aunque posteriormente hizo el trabajo de centro aduanero y faro.

En 1983 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y es una de las visitas imprescindibles en la ciudad junto a su vecino monasterio de los Jerónimos.

Más información en: La Torre de Belém, fortaleza en Lisboa

  • Monasterio de los Jerónimos

Es uno de los símbolos de la ciudad. Un lugar realmente hermoso con una decoración asombrosa. El estilo manuelino se puede observar en cada una de sus plantas, en los detalles de sus columnas y el resto de su decoración. Además posee un claustro impactante, en el que disfrutaremos paseando y deleitándonos con este peculiar estilo decorativo tan portugués.

La construcción de este enorme monasterio terminó en el siglo XVI y fue construido para celebrar el regreso de Vasco de Gama de la India.

El Monasterio de los Jerónimos fue declarado Patrimonio de la Humanidad junto a su vecina Torre de Belén en 1983.

Más información en: Monasterio de los Jerónimos en Lisboa

  • Catedral de Lisboa

Quizá sea menos impresionante que el resto de monumentos ya descritos. Aun así, la Sé de Lisboa es de obligada visita, pues supone el templo más antiguo e importante de la ciudad.

Su construcción data aproximadamente del siglo XII y el estilo que podemos admirar en su fachada e interiores es el románico.

Su claustro presenta un estilo similar al de los Jerónimos, aunque mucho más pequeño. Además, en el interior podremos observar un sinfín de restos romanos, árabes y medievales, que han ido surgiendo en diversas excavaciones.

Foto vía:Gijlmar



Etiquetas: ,

Categorias: Lisboa



Deja tu comentario