Conociendo los encantos de Beja, Alentejo

Beja

Beja es un centro histórico lleno de riqueza cultural. Un lugar que no podemos dejar de visitar si estamos pasando unos días en Alentejo. Así, lo descubriremos encima de la cima más alta de los llanos que rodean esta región, como si de un vigía se tratara. Será en ese lugar donde podremos disfrutar de una ciudad cargada de tradición y con muchos episodios importantes en su historia.

Fundada por los romanos bajo el mandato del mismísimo Julio César, y más tarde fue una fortaleza morisca durante más de 400 años, Beja destaca por sus típicas casas blancas, al más puro estilo del Alentejo profundo, y por sus curiosas chimeneas moriscas con azulejos minuciosamente decorados, demostrando así la maestría de los portugueses en esto de la cerámica. No obstante, la ciudad cuenta con muchísimos más encantos que no tardaremos en descubrir.

Podemos visitar el Antiguo convento de la Concepción. Se trata de un convento de clarisas fundado en el año 1459 por Fernando, Duque de Viseu, padre del rey Manuel. En la actualidad en su interior se ubica el museo regional, pero además, llama poderosamente la atención su preciosa y elegante balaustrada gótica, la cual corona la iglesia y el claustro y que recuerda al famosísimo monasterio de Batalha.

Otra de las visitas imprescindibles es la del Castillo de Beja, construido en el siglo XIII y lugar en el que se ubica el actual museo militar. No debemos perder detalle del recinto almenado flanqueado por dos poderosas torres cuadradas. Asimismo, también será necesario observar la torre del homenaje.

Si seguimos con la arquitectura religiosa, encontramos también la Iglesia de San Amaro. Se trata de una pequeña pero hermosa iglesia de origen visigodo, con partes que datan del siglo VI. En su interior descubriremos un sinfín de capiteles y columnas con motivos geométricos y vegetales, aunque su columna más famosa es aquella que cuenta con pájaros atrapando una serpiente.

Los museos también tendrán presencia en Beja; y es que además del museo regional o el museo militar, podemos visitar el Museo Botánico.

Finalmente, aprovechando nuestra visita podemos aprovechar y visitar la Villa Romana de San Cucufato. Está a menos de media hora y lo cierto es que merece la pena.

Está considerada como la mejor residencia rural romana de todo el país. No se sabe precisar la fecha en la que la primera comunidad de frailes se instaló en las ruinas de este asentamiento romano, pro lo cierto es que a partir del siglo XIII fueron ellos, los frailes agustinos, los que comenzaron a ocuparse del lugar. En la actualidad podemos observar un gran edificio de dos plantas, formado por un cuerpo central y delimitado por dos cuerpos laterales. Además, también es posible visitar otras ruinas de este asentamiento romano.

Lugares de interés en Beja

Para recorrer la zona

Foto vía:  paolafarrera



Etiquetas:

Categorias: Alentejo



También te interesará...

Deja tu comentario