Patrimonio de Mourao, Distrito de Évora

Mourao

En la parte más profunda de Portugal encontramos lugares interesantes con un rico patrimonio histórico. Por ejemplo, podemos encontrar Mourao, en el Distrito de Évora, un lugar que limita   al este por España. Una población fronteriza que cuenta con un encanto especial, no sólo por el paisaje que nos regala, también por su hermoso patrimonio.

Entre ese patrimonio destacamos el Castillo de Mourao. Se trata de una fortaleza considerada Monumento destacado del Patrimonio Artístico Cultural de la villa, así como Inmueble de Interés Público.

De su origen no sabemos mucho; y es que, aunque existen inscripciones que pueden nombrar al Rey D. Alfonso IV como el encargado de mandar construir esta fortaleza, lo cierto es que existen documentos del Rey Alfonso X de Castilla que mencionarían el castillo bajo el reinado de D. Alfonso III.

Sea como sea, lo que está claro es que su ubicación fue motivo de muchos quebraderos de cabeza; y es que no podemos olvidarnos que su situación fronteriza lo perfilaba como un buen lugar a conquistar. Así pues, no es de extrañar que con el paso del tiempo fueran reforzando poco a poco sus defensas para poder defenderse correctamente de los enemigos.

El Rey D Manuel I, El Afortunado, hizo que en el año 1511 se construyera un foso rodeando parte del castillo y también la barbacana.

El gran terremoto que devastó Lisboa allá en 1755 también afectó a esta villa. Aun así, en la actualidad podemos visitar unas ruinas realmente interesantes con zonas muy bien conservadas. Asimismo, no podemos negar que las vistas desde aquí arriba son cuanto menos conmovedoras, dando paso a una gran panorámica llena de color y encanto.

Otro de los lugares clave del patrimonio de Mourao es la Iglesia de la Misericordia. Este templo sagrado data de 1719, momento en el que se comenzó a construir bajo el reinado del monarca D. Joao V.

Observamos una iglesia sencilla, sin demasiada ornamentación y construida principalmente en argamasa. Está orientada al sur y cuenta con una planta rectangular y dividida en tres tramos de arcos redondos, bóvedas de medio cañón y un altar mayor.

Cuenta con un frontal con un hermoso pórtico de mármol de estilo joanino que se construyó con posterioridad, en el año 1743.

Otros enlaces de interés:

Foto vía: Ivo Gomes



Etiquetas:

Categorias: Evora



Deja tu comentario